Nuestra Locación

Buenos Aires. Argentina

El ritual de Autocuidado

En cada momento, tenemos la oportunidad de tomar pequeñas «decisiones», generando así, significativas cuotas de bienestar. El ritual del té en hebras unida a la práctica del «mindfulness», puede ser la puerta de entrada a la calidad de vida que deseamos.

Pequeñas experiencias gratificantes sostenidas a largo del tiempo, se convierten en hábitos placenteros. Al unir la ceremonia del té con la práctica del mindfulness, nace también, un ritual de autocuidado.

No importa dónde te encuentres, si buscas disminuir el nivel de estrés y/o ansiedad, puedes implementar en forma práctica los conceptos del Mindfulness, por ejemplo, en el simple acto de preparar una infusión.

Estás listo….., manos a la obra!

Como primer paso, identifica como te sientes y que es lo que necesitas en ese momento. Luego, selecciona tu infusión o blend, según la ocasión, para comenzar el ritual del té.

¿Ya lo elegiste? Comencemos con algunos Tips Orientativos:

1-Practica la Atención plena en la preparación: centra tus sentidos en cada paso del proceso, las hebras seleccionadas, las tazas que vas a utilizar, la temperatura del agua, los detalles del lugar en el que te encuentras, obsérvalos, como si fuera la primera vez.

Según Kabat-Zinn:
«El secreto de la atención plena es mantener la mente ocupada en las sensaciones del cuerpo presente».

2-Conecta con las sensaciones: al tomar tu taza de té en hebras, identifica el aroma, el sabor que inunda tu boca y despierta tus sentidos, siente el calor de la taza, su textura o la temperatura en tus manos. Conecta con ese momento y disfruta lo que estás haciendo de manera consciente.

3-Elige estar presente: durante esos instantes, enfoca tu mente en el presente e intenta dejar de lado las preocupaciones o distracciones. Disfruta la experiencia sensorial que te ofrece el té.

4-Acepta, sin juicios: Si a pesar de todos los preparativos, no puedes evitar las distracciones o el frenesí de tus pensamientos, no te juzgues y no te presiones con los resultados. Simplemente acepta este momento tal y como es sin resistencia.

5-Conecta con el entorno: Aprovecha la ocasión para observar el entorno desde otra perspectiva, con los colores, formas, aromas o sonidos que te rodean, mientras disfrutas de tu infusión.

Finalmente, recuerda que el integrar estas prácticas, tanto el ritual del té como el mindfulness implica, atención plena, sintonizar tus sentidos con el ambiente, apreciar el aroma, el sabor y las sensaciones del momento presente.

Contános, ¿Cómo te fue?
¿Ya es una práctica habitual en tu día?
¿Tenés algun blend o té preferido para esas ocasiones?
Aquí te dejo un link para que puedas elegir, conocer y degustar nuestras infusiones.

Vågnnu GS.Vagnnu

“La vida es el reflejo de lo que eliges sentir en cada momento, y siempre tienes la oportunidad de transformarlos».

GS.VågnNu

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *